Advierten que el año empezó con una aceleración en el ritmo de inflación

A pesar de que hasta ahora los precios locales no acusaron recibo de la disparada del dólar paralelo, la inflación inició el año con una suba en torno del 2,5% en enero, y todo indica que la medición de 2012 sólo será el piso para 2013. De acuerdo con los datos preliminares de las consultoras privadas, en enero el costo de vida habría registrado un alza que oscila entre 2,3 y 2,6%, impulsada por factores estacionales y los aumentos en alimentos, transporte, energía eléctrica y peajes.

Entre los factores estacionales sobresale el rubro esparcimiento, que tradicionalmente en enero registra el mayor aumento del año por las vacaciones de verano. Los economistas además alertan que a esta suba esperada su sumó en el último mes el efecto arrastre del fuerte aumento en la tarifas del transporte anunciado por el Gobierno en la última semana de 2012 y los incrementos de entre 10 y 27% que empezaron recibir los usuarios porteños en las boletas de la luz y el gas.

"El anuncio del aumento en transporte, sumado a las subas fuertes que se registraron en los alimentos en la última semana de diciembre, dejó un arrastre importante para la inflación de enero, que se ubicó en 2,5 por ciento", explicaron en una consultora que prefiere no dar a conocer su nombre por temor a recibir alguna represalia oficial.

En otra consultora también precisan que el piso de la inflación de enero último es de 2,3%, lo que implica un salto frente al mismo mes de 2012. "Enero es siempre uno de los meses con inflación más alta, pero este año estamos en un nivel superior al de 2012, que había comenzando con una suba de 1,9 por ciento", alertó otro analista.

A las subas más puntuales en transporte y tarifas de los servicios públicos se suman factores macroeconómicos. "El mayor problema que enfrenta el país en materia de inflación son las presiones macroeconómicas, con un déficit fiscal creciente y una mayor demanda de dinero que se vuelca a la compra de bienes o de dólares", señaló Fausto Spotorno, economista jefe de Ferreres & Asociados.

El consenso entre los economistas privados es que difícilmente se puedan esperar grandes cambios en las políticas monetaria y fiscal del Gobierno. "En un año electoral como el que comienza es esperable que el Gobierno avance en medidas que fomenten el consumo y que tendrán un impacto en la inflación", explicó Camilo Tiscornia, director de la consultora C&T.

Si bien todos los analistas afirman que el Gobierno no debe subestimar el efecto de la suba del dólar paralelo o blue en los precios internos, la mayoría sostiene que el impacto inflacionario hasta el momento es menor, aunque precisan que a largo plazo el panorama podría complicarse también en este frente. "Hay muchos formadores de precios que ya lo tienen en cuenta porque ven un impacto, aunque sea parcial, en sus costos. Y, lo que es más importante, la escalada del dólar blue también genera inflación porque genera menos inversión. Nadie se quiere desprender de sus dólares para iniciar un proyecto productivo o para comprar una vivienda", señaló Rogelio Frigerio, director de Economía & Regiones.

En la misma línea, Lorenzo Sigaut (h.), economista jefe de la consultora Ecolatina, alerta que "la suba del dólar blue no tiene un impacto directo o lineal, pero sí influye en las expectativas y eventualmente algún formador de precios puede terminar acomodando su listas al movimiento del mercado paralelo".


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.