"Entre 2003 y 2007 nadie pensaba en dólares porque había un proceso inflacionario razonable"

Más y más inversiones para impulsar la economía. No es la primera vez que Bernardo Kosacoff hace este pedido. Es que para recuperar la competitividad, el economista y ex director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Argentina (2002-2010) dijo que devaluar "no es suficiente", y se debe hacer más eficientes los sectores que suman valor agregado.

Kosacoff "puso la lupa" sobre la economía local. En una entrevista con Infobae.com, el profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Torcuato Di Tella (UTDT) dijo que la estacionalidad en la suba del dólar "blue" -hoy a $7,80- es un factor menor.

"Entre 2003 y 2007 nadie pensaba en dólares porque había un proceso inflacionario que era absolutamente racional", dijo sobre el periodo en el que gobernó Néstor Kirchner.

Al ser consultado sobre cómo recuperar la competitividad del sector industrial, consideró que "las fuentes de crecimiento tienen que estar asociadas a un aumento de la oferta productiva, o sea, las inversiones. Y que estas inversiones tengan mejor calidad y eficiencia, poner todos los esfuerzos en calificar los recursos humanos y recomponer los entramados productivos en la Argentina, que siguen teniendo un componente de escasa integración".

En este sentido, destacó que los sectores a los que debería volcarse la inversión son los de infraestructura en energía y transporte, en los puertos.

"Hubo inversiones parciales que permitieron tener un notable crecimiento del 2002 al 2011, pero hacen falta inversiones adicionales en todos los sectores. La Argentina es altamente competitiva y eficiente en insumos básicos y recursos naturales. Las inversiones deberían ir más que nada a los eslabones que generan valor agregado", añadió.

Apuntó además que una devaluación de la moneda no sería suficiente para mejorar la competitividad, "porque hoy existe un lío fuerte en términos de precios relativos. Fueron cinco años de inflación que no se acompañó con la paridad cambiaria. No se necesita un mejor tipo de cambio para los sectores exportadores más eficientes, como la minería, el acero, la soja y el aluminio, pero cuando hay que sumar valor agregado, al mundo de la metalmecánica, de las especialidades químicas, sí se necesita".

Además, recordó que "ampliar la oferta productiva permite que los ajustes de la economía no se hagan vía precios sino a través de las cantidades".

Alerta amarillaSegún el ex director de la CEPAL, "la Argentina tiene una foto buena, pero tres luces amarillas en la película de 2013: aumentar el empleo, el dinamismo de las exportaciones y aumentar la inversión, que tuvo una caída de entre 4 y 5 puntos en 2012".

Asimismo, consideró que la escalada del dólar paralelo no responde a una cuestión estacional: "El turismo es un componente más, no explica el fenomenal incremento del `blue´ y la ampliación de la brecha, que genera distorsiones de todo tipo".

"La suba tiene que ver con los atrasos que tuvo la paridad cambiaria en la evolución distinta entre los precios y manejo del tipo de cambio. También se relaciona con la expansión monetaria a fines de diciembre y las dificultades de encontrar un mecanismo de ahorro en el que la gente pueda mantener su poder adquisitivo", explicó a Infobae.com.

Por otra parte indicó que, en la actualidad, "la expansión monetaria está asociada a tratar de buscar mecanismos que permitan hacer consistente el financiamiento del sector público", y agregó que "es una mezcla de cómo se hace consistente una visión entre los distintos agentes con la política cambiaria, fiscal y monetaria que sostenga el desarrollo y disminuya las expectativas de formación de precios".

En ese marco, recordó que "Nadie pensaba en pesos en 2002, había muchas monedas y en algún momento se planteaba la dolarización. Se avanzó mucho, y entre 2003 y 2007 nadie pensaba en dólares porque había un proceso inflacionario que era absolutamente razonable y no impactaba en la conducta de la gente".

"El pensar en dólares, independientemente de toda nuestra historia, está absolutamente asociado al problema inflacionario. Y cuando la formación de precios está controlada, la gente deja de pensar en pesos. Hay una exagerada preferencia por dolarizarse, por el consumo y poca por el ahorro", añadió Kosacoff 

Evaluó además que las dos anclas de la moneda -el tipo de cambio y las tarifas- "tienen menos fuerza de la que tenían en el pasado".

"La pauta devaluatoria tiene que seguir el ritmo de los costos de producción. Los subsidios al transporte y demás llegan al 5% del PBI. La magnitud de esta transferencia es enorme y es necesario evaluar su eficiencia", agregó. 

Por último, opinó que la inflación además desincentiva las inversiones: "Cuando uno invierte, lo hace en activos específicos. Invierte en recursos humanos, en proveedores, en ganar mercados externos, en equipos y está asociada al desarrollo. Cuando uno quiere integrar la industria y mejorar la competitividad requiere horizontes de largo plazo".

"Y la teoría económica es muy clara: cuando los horizontes son breves o la incertidumbre es más alta, la gente prefiere tener liquidez", sentenció.

 


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.