Yahoo Finanzas

¿Por qué vuela el dólar blue?

Las razones por las que el dólar paralelo no deja de subir (iStockphoto)Las razones por las que el dólar paralelo no deja de subir (iStockphoto)

Cómo había señalado el 23 de marzo pasado en Radio Mitre Federico Sturzenegger, Presidente del Banco Central, "el dólar no tiene techo”. "Si el Gobierno sigue emitiendo, el dólar va a seguir subiendo”. Parece una profecía autocumplida. En dicha declaración hacía referencia a uno de los factores que está haciendo subir el dólar: uno de los pilares del importante crecimiento que tuvo Argentina desde el 2003 fue el superávit fiscal. Dicho superávit hoy se ha tornado en déficit, que continúa creciendo y el camino que ha elegido el Gobierno para financiarlo es la emisión de pesos, lo que genera una inflación creciente que erosiona permanentemente el poder adquisitivo de la gente así como la competitividad de los productos que se exportan.

Pero este no es el único factor que tira el dólar blue para arriba. Una creciente emisión monetaria va acompañada de una permanente caída en las reservas del Banco Central (este año el Central lleva perdidos más de USD 3.500 millones de reservas, habiendo perforado las mismas el umbral de USD 40.000). Esto, en lenguaje criollo, implica que el respaldo del dinero circulante se va desvaneciendo, al igual que le ocurriría a una familia que tiene que empezar a vender bienes para pagar deudas, bajando su calificación crediticia.

Existen otros factores, como la prohibición de compra de dólares para atesoramiento. Esto genera dudas, y la prohibición sólo genera más ganas de conseguirlos. Esta variable se une con el “factor expectativas”, que toma más preponderancia a medida que se amplía la brecha entre el dólar oficial y el paralelo. Cuanto más se amplia la brecha, aumenta la sensación de que el tipo de cambio oficial va tener un “salto importante por única vez” y el mismo sería acompañado por otras medidas difíciles de predecir. Una de las más temidas es que existan mayores controles en la economía o sobre los ahorros, lo que hace que la gente se refugie en el dólar y de una manera no legal, para estar exento de futuros controles. Este factor también se agudizó por la aprobación de la Reforma Judicial, que le daría al Gobierno facultades para imponer mayores controles.

Lo cierto es que todo este cocktaill hace que el dólar blue se vuelva el termómetro de cómo está la economía. Antes se hablaba de riesgo país. Hoy se habla del dólar blue. Por lo tanto, dentro de la cotización hay una “prima de riesgo” o “factor de incertidumbre”, difícil de mensurar y difícil de cuantificar de cuanto sería su valor justo. Como ya ha dicho Isaac Newton en el siglo XVII “puedo calcular el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente”.

La escasez de dólares, que hace aumentar la cotización del dólar blue, se ve potenciada porque aumenta la ilegalidad en los distintos rubros, que en muchos casos se hace a través de triangulaciones o subfacturación de exportaciones, principalmente agrícolas. Dada la brecha de más del 70% con el dólar oficial aumenta el incentivo a facturar las exportaciones por un valor menor al real y la diferencia se acredita en las cuentas del exterior de los exportadores. Pequeño negocio, ¿no?

La gran pregunta que muchos se hacen es si el monto de operaciones que se cursan por el dólar blue es pequeño. Es difícil de saberlo porque hay muchos operadores: por un lado están los corredores de cambio que principalmente son los “formadores de precios”, porque son los que intermedian entre las empresas, particulares de alto patrimonio, cooperativas, agentes de bolsa, entre otros. Lo más importante es que saben quiénes son realmente los que están operando y para que destinarán el dinero: si es para uso u atesoramiento propio o para terceros, como puede ser una cueva. Obviamente, la cueva se encuentra un escalón más abajo.

También, otros actores son las casas de cambio, las cooperativas, entre otros. A diferencia de lo que se negocia en el mercado oficial de cambios puede resultar pequeño, pero lo suficientemente grande para generar mucha volatilidad y saltos importantes en los precios y no permite al gobierno poder domesticarlo.

Si te gustó esta nota, tal vez te pueda interesar:

- Cuáles son los bonos que permiten comprar dólares legales en lo que queda del año

- Por qué sí el oro

- Una inversión no apta para cardíacos


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK